domingo, 19 de diciembre de 2010

1st Sgt. Edward Welsh

(Sgt. pr. Welsh): -No has cambiado en absoluto, Witt. No has aprendido nada. Tú mismo te pones la soga al cuello, no hace falta provocarte. ¿Cuantas veces te has escapado? ... ¿Cuanto llevas aquí, seis años? ¿No piensas que ya es hora de espabilar y progresar un poco... si piensas hacerlo?

(Witt): - No todos somos tan listos.

(Welsh): - No, es cierto. Y es una lástima. En serio. La verdad es que no serías útil para mi compañía. Nunca serás un soldado de verdad. No en esta vida. Esta es la compañía C y yo el sargento primero. Yo la dirijo. El capitán Staros está al mando, pero yo hago que funcione... y nadie va a fastidiarme. Para mi sólo eres un problema, te mereces un consejo de guerra. Pero he hecho un trato, da gracias a tu suerte. Te envío a una unidad disciplinaria, como camillero. Te ocuparás de los heridos.

(Witt): - Se que soportaré cualquier castigo. Soy más hombre que usted.

(Welsh): - En este mundo un hombre, en si, no es nada. Y no hay más mundos, sólo éste.

(Witt): - Se equivoca, primero, yo he visto otro mundo, aunque a veces creo que solo... lo imaginé.

(Welsh): - Bueno, eso nunca lo sabremos. ...Nuestro mundo se hace pedazos más rápido de lo que podíamos imaginar y la gente en tu situación se limita a cerrar los ojos para que nada les afecte. Sólo piensan en ellos. ...Tal vez sea tu mejor amigo, y aún no lo sabes

---------------------------------------------------------------------------------------------

(Soldado): -Por muy preparado que estés, aunque estés alerta, que te maten o no es cuestión de suerte. Da igual quién seas, o lo fuerte que llegues a ser, si estás en el lugar equivocado, acaban contigo. Miro a ese chico moribundo... y no siento nada. Ya no me importa nada.

(Sgt Welsh): -Eso es la felicidad. Yo ya no siento ese... aturdimiento. No soy como vosotros... porque sabía lo que nos esperaba... o tal vez porque ya era insensible.

----------------------------------------------------------------------------------------------

(Sgt Welsh): Cuantas mentiras escupen. Cambian constantemente, uno detrás de otro. Esto es un ataúd, un ataúd móbil. Nos quieren muertos, o viviendo su mentira. Lo único que puede hacer aquí un hombre es encontrar algo que sea suyo. Crear una isla para él sólo ...Si no llego a conocerte en esta vida, déjame sentir tu presencia. Una mirada de tus ojos y mi vida será tuya.

No hay comentarios: